Es una Corporación de Derecho Público, amparada por la Ley y reconocida por el Estado, con personalidad jurídica propia y plena capacidad para el cumplimiento de sus fines. Está integrado por los Aparejadores y Arquitectos Técnicos que ejercen su actividad profesional.